miércoles, 28 de febrero de 2024

LA VERDAD DE LA LEYENDA, DE ÁNGEL ARRIBAS


SIEMPRE HAY ALGO DE VERDAD EN LA LEYENDA 

Y DE LEYENDA EN LA VERDAD


Editorial Ibérica Libros. ISBN 9788412363296. PVP. 16,00 € , 15,20 €

   ¿Se imaginan una sociedad utópica en la que se pueda prescindir de los partidos políticos, el ejército y las religiones? Ante la mirada de los otros países que contemplan el progreso de una civilización que tiene garantizadas todas las necesidades de salud, energía, alimentación, justicia y educación. Los cargos son rotativos por personal cualificado en periodos de cuatro años con igualdad en las compensaciones por cualquier trabajo. El modelo persigue una especie, una nación, un planeta.

    Desde un narrador omnisciente se relata de manera imparcial las crónicas de Aryán hasta la Nueva Era, la quinta. Los nombres provienen de civilizaciones originarias, del sumerio, de constelaciones o puede que de empresas informáticos adoptando las primeras.

   Ángel Arribas es un amante de Carl Sagan y su serie Cosmos donde se proclama la frase de Paul Èlard: Hay otros mundos, pero están en éste.

    Hablar de Ciencia Ficción en este país parece extraño. Un genero exclusivo para amantes del futurismo y la distopía. Sin embargo, se cuenta la saga de Miguel Ángel Aznar de Soto, del valenciano Pascual Enguídanos bajo el seudónimo George H. White, iniciada entre 1953-1958 y una segunda parte entre 1975 y 1978, cuando recibió el Premio a la mejor serie de Ciencia Ficción en Europa, que ideaba un millón de años.

   Cuando los autores recrean el futuro no dejan de ser visionarios de cosas viables, como imaginó Julio Verne al idear el submarino; Stanley Kubrick en 2001, una odisea en el espacio ya nos mostraba las llamadas telefónicas con pantallas donde se visualizan a tiempo real los interlocutores, según el relato El Centinela de Arthur C. Clark; y el profesor Arribas nos anticipa la telepatía familiar y sistemas expertos.

Destacan dos líneas en la Ciencia Ficción:

1.- Socialistas utópicos en una perspectiva del progreso del hombre y la tecnología. Utopía o distópica. 

2. Hard, donde los elementos científicos y técnicos son prioritarios y se tratan con máximo rigor, incluso, cuando se trata de especulación. 

   La humanidad de Philip K. Dick que se muestra en Blade Runner, dirigida en la gran pantalla por Ridley Scott, que pretende engarzar esta película y la de Alien en un proyecto futuro, esperemos, no muy lejano, es la que refleja la obra analizada.

    Para un especialista en tecnología no le sería difícil publicar ficción científica, sin embargo, La verdad de la Leyenda se encamina hacia una parábola filosófica que nos hace reflexionar. El final resulta sorprendente en la línea de su planteamiento como una creación literaria del gran maestro que pretende hacernos pensar.  



Ángel Arribas en la presentación del libro
27-2-2024

   Ángel Arribas de Izal, nacido en 1946, es un reputado especialista en informática y nuevas tecnologías y comunicación. Ha trabajado en importantes empresas multinacionales; ha ejercido como profesor de ciencias de la información en el Instituto de Empresa y en el departamento de informática en la Universidad Antonio de Nebrija. Una vez cumplidas sus obligaciones profesionales se dedica a colaborar y dirigir programas culturales. El talante de su conocimiento se puede probar en la página que le dedica la wikipedia, envidia para muchos, pese a que fuimos nosotros quienes introdujimos su segundo apellido y el título de este trabajo entre la veintena de obras publicadas como la trilogía FIC que es la semilla de esta nueva creación.   

   El camino al que nos dirige la ilustración de la portada del libro pertenece a nuestros orígenes, una vía romana que nos dirige a la vía láctea aunque se asemeje a una explosión.

De derecha a izquierda: Carmen Campuzano, el autor, Jesús Gil Fuensanta y Aurora Cruz


lunes, 20 de noviembre de 2023

LOS CELTAS EN IBERIA, QUIÉNES ERAN, DE DÓNDE VINIERON Y SUS PERVIVENCIAS HASTA NUESTROS DÍAS. LOS PILARES DE CASTILLA EN LAS RAÍCES CELTAS DE LARA


      La noticia de la existencia de los celtas nos la proporcionaron los geógrafos griegos en el siglo VI a.C. que los trataron de keltoi, para sugerir «los pintados» y describirles como bárbaros, de extranjeros, por lo desconocido y lejano. Se piensa que resulta de la transcripción que pudieron escuchar a los propios indígenas que se reconocieron como celtas.  

     La cultura material, los rituales y el habla son señas de identidad para establecer la Weltanschauung o visión de una civilización, que puede resultar cambiante, como se percibe en las creencias religiosas celtas con dioses específicos locales (piensen en la diversidad de vírgenes patronales según los distintos lugares cuando son la misma) y que para algunos autores se trata, "casi" -dijo Cesar-, de los mismos dioses que descienden de Dis Pater. La movilidad y hospitalidad celta generaron en la península vínculos entre íberos, fenicios y griegos, que justifican elementos comunes.


Puede consultar disponibilidad en el correo:  



Celtíberos uniformados con escudos y caras pintadas

    La primera alerta la proporcionaron los lingüistas que percibieron la similitud de las lenguas indoeuropeas con origen de las eslavas, sin descartar la procedencia del protoindoeuropeo proveniente de Anatolia, que explica el vascuence.

    La Arqueogenética resuelve el alto componente indoeuropeo y atlántico de los europeos actuales y, en particular, en la península. Por el genotipo R1b-P312, cromosoma paterno, se determina para gran parte de la cornisa atlántica y todo el Cantábrico desde la bretaña, recorriendo toda la Galia por la Aquitania, Vasconia, Cantabria, Asturias, Gallaecia y la Lusitania. ¿De dónde provienen? La respuesta se encuentra, primero, en la migración la Europa Nórdica con la Cultura de Cerámica de Cuerdas, el vaso campaniforme y la incineración. Segundo, de los celtas continentales, aunque ambas surgieron de los pastores guerreros Yamnaya de las Estepas en el 4500 a.C. que introdujeron éste y el genotipo R1a por Centroeuropa, los celtas continentales que incorporaban el carro con tiro de caballos, los kurganes o enterramiento en túmulos y potentes armas metálicas. Estas corrientes migratorias se remontan al tercer milenio antes de nuestro calendario y, con posterioridad, los celtíberos se establecieron en el primero a.C. con entrada desde la Europa continental por el Ebro, ocupando el Tajo y por la zona suroccidental hasta el territorio tarteso extremeño como prueban las lenguas que se muestran en el mapa.


En la guarda inicial de nuestro libro mostramos las lenguas habladas en Iberia antes de la llegada de los romanos

   El imaginario celta resulta cambiante, como ocurre en la religiosidad con la llegada de los celtíberos. En el mapa de las lenguas apreciamos el desplazamiento de los populi o tribus en los casos de los vascones que aparecen en la actual Navarra; o los várdulos que toman a caristios y autrigones originando desde Burgos la Castilla Vétula o vieja; y el desplazamiento de los pelendones desde tierras sorianas y riojanas a burgalesas por el empuje al que les sometieron los arévacos. 

   Debido a la escasez de fuentes en la Antigüedad se trabaja con arqueología comparativa en símiles Atlánticos irlandeses. 

Arturo. La leyenda del rey eterno
Ilustración de Chris Riddell
Edelvives, 2021

     Los celtas adoraron la Naturaleza y sus dioses se manifestaban en ella y fueron el Sol, que les propiciaba un nuevo día, como podemos ver en las figuraciones artísticas del dolmen de Mecerreyes-Cubillejo, el verraco del castro de Peñalara y en las esvásticas de las estelas larenses. 


Cuadrúpedos dirigiéndose hacia el sol. Dolmen de Cubillejo-Mecerreyes


  












          Esto identifica la migración de los animales por una vía natural que también da sentido al conjunto de altares aparecidos en Gete y que trasciende a la Cañada Real Galiana, mientras, las cimas se encontraban ocupadas con castros. Las peñas elegidas se benefician de su orientación. El topónimo Gete, del árabe, nos indica valle, orilla o frontera, presente en el tránsito del llano a la cordillera montañosa. 

    Los celtas miraban el cielo con gran precisión astronómica para determinar los cambios estacionales con los que establecían el laboreo en el campo, según los equinoccios y solsticios, como el de Mabon (hacia el 22 de septiembre, que marca el fin del verano). La situación del altar de La Peña de Gete cuenta con dicha orientación para el ocaso. Un lugar de sacrificios a la vez que de festividad durante tres noches y dos días, en paralelismo con Stonhenge y otros santuarios peninsulares como A Ferradura, en Pontevedra, donde celebraban el ciclo de la vida. 

El altar de la Peña en las inmediaciones del castro

     Cuando uno ejerce honores regios y se sienta en el altar de Tres Tronos divisa el castro del Pico del Cuerno de Gete hacia poniente. 

Altar de los Tres Tronos de Gete. Escenificación de José Ramón Almeida

    Nos adentramos en los pormenores del altar, castillo y santuario de la Cerca y aportamos un nuevo altar en las inmediaciones al castro de la Muela, en Vilviestre del Pinar, donde se comunican tres lóculos o corrientes con los que pretendían aplacar a la diosa.

La tríada Dea Dama, la “Diosa Madre”

     Es importante apreciar como prosigue la adoración femenina a las antiguas venus generadoras de la fertilidad, la protección de la naturaleza y el agua de la vida. Una conmemoración a la primavera en Imbolc o Brígida que se culmina en las novicias engalanadas como mayas. El proceso evolutivo de una tríada que envejece a la diosa madre y que los romanos adoptaron de las matres celtíberas que se prodigaron desde Clunia. 

     En las noches de plenilunio nuestros antepasados prerromanos le bailaban, como se ha mantenido en Galicia. Los celtas temían a los agentes atmosféricos, el poder destructivo del rayo con su estruendoso trueno (Taranis), cabeza de la tríada divina a la que ofrendaban sacrificios, que explica la triple muerte que verificamos en cuerpos hallados entre el lodo de los estanques de Centroeuropa y se recoge en la leyenda de Los Siete Infantes de Lara

Leyenda de los Siete infantes de Lara

     Una cultura rural de individuos tachados de bárbaros por sus enemigos griegos y romanos que, estos últimos, terminaron ensalzando por su coraje en el mito de Numancia.

Se suicidaron antes que entregarse a Roma. Numancia, de Alejo Vera y Estaca (1881)

    Nuestro mayor agradecimiento a Martín Almagro Gorbea que nos ha permitido comprender los altares en las rocas sacras, nos ha dado a conocer, entre otros, el "combate entre Campeones" con el que evitaban exponer a los ejércitos.

Combate de campeones, vaso numantino

    Situación que hemos reencontrado en las crónicas árabes en los enfrentamientos con los reinos cristianos por la ocupación del territorio.

Fiesta de los Jefes en Santo Domingo de Silos

    Las fiestas los Jefes, representando un anacrónico asalto árabe a la fortaleza de Silos, y la marcha que se incorpora en la Pinochada en Vinuesa, alusión a los tercios de Flandes, se vinculan al Reinado de nuevos nombramientos anuales en Hacinas; las danzas del Paloteo, similares a los bailes del País Vasco; la Vaca Romera que se descubre en la cerámica numantina y que en Pedrezuela o Colmenar Viejo de Madrid se rinde a los quintos para que recorran todo el pueblo hasta nuestros días. 

La Vaquilla de Colmenar Viejo, Fiesta de Interés Turístico Nacional

    En Beltaine se engalana a las damas en altares florales de Huerta del Rey, en Burgos, o Colmenar Viejo, en Madrid, y la pingada del Mayo que se muestra en Tierra de Pinares y que en Tielmes lo levantan durante la Semana Santa, quemando al "Judas". Retos de superación donde los "quintos" se integran sintiendo la pertenencia a la comunidad. 

El Judas en Tielmes (Madrid), durante la Semana Santa

   Todas estas celebraciones que enumeramos muestran reminiscencias de la cultura celta como prueban las cerámicas numantinas y un arraigo tradicional.

El folklore muestra tradiciones ancestrales de tiempos prerromanos

     Lamentablemente, no nos ha llegado la interpretación de los bardos cuando narraban en las oenach o celebraciones de ferias el mito del "héroe fundador" de la comunidad, jinetes salvadores que identificamos en las estelas aparecidas en Clunia y Bezares.

Santuarios naturales en peña y roble (izquierda) y estela del "Héroe fundador" (derecha)
 

     Las gestas fueron transmitidas por las madres como institutrices de sus hijos y por los bardos, que nos han llegado a través de los juglares en los cantares del Mio Cid durante la reconquista, Los Siete Infantes de Lara para otorgar legitimidad a la importante familia de los Lara y emparentarlos con los condes de Castilla, y la leyenda de Fernán González donde justifica la independencia de León, en una narración que partió del cenobio de San Pedro de Arlanza y mantiene pervivencias celtas, al igual que todas ellas.  

Los pilares de Castilla en las raíces celtas de Lara
Antonio Palacios Gonzalo
Editorial Ibérica Libros, 2023
16 x 23 cm, 250 páginas
ISBN: 9788412486162


Puede consultar disponibilidad en el correo:  

Diario de Burgos, 20 de octubre de 2023, La impronta celta en la identidad nacional
 


Recomendamos las entradas a nuestro blog:

SIMBOLOGÍA DE LA PORTADA DEL LIBRO LOS PILARES DE CASTILLA EN LAS RAÍCES CELTAS DE LARA 





          VIAJE AL CONDADO DE LARA




  


LAS MEJORES LECTURAS CELTAS PARA REGALAR




        Las ramas del árbol de los regalos de la ilustración parecen que vayan a formar trisqueles, pues tres es el número mágico en la visión de las cosas en la cultura celta por igual que nuestras propuestas. Los celtas apreciaban en la naturaleza el rebrote de la regeneración. Los trabajos que presentamos muestran también un interés por dar a conocer y reencarnar el espíritu celta en nuestros días.

Breo transciende a una lectura actual

    Prolifera el interés por el mundo celta con la salida de nuevos títulos en el panorama editorial. El ya clásico 'El druida' de Norman Llywelin rocía de muérdago a 'Breo', de Francisco Narla, "el gallego que desafió al Imperio", como hiciera a base de guerra de guerrillas el lusitano Viriato para impartir justicia. En Iberia son dudosos los sumos sacerdotes y Niske va a ser la sacerdotisa encargada de unir a los clanes para que Breo capitanee la venganza contra los saqueadores de las minas de oro y retomar así el papel que inició su padre.  

La traición. Muerte de Viriato de José de Madrazo

   El hombre que lucha por su libertad frente a la invasión y que se verá abocado a la derrota tras conducir la defensa en la independencia de su pueblo. Guiados a la batalla por la diosa Morrigan, Vercingétorix consigue un centenar de victorias hasta ser derrotado en Alexia por Julio Cesar, poniendo fin así a la guerra de las Galias en el 52 a.C. y, después, en Britania Boudica se plantó a las puertas de Roma en tiempos de Nerón, cuando se da vida al legendario Breo de Francisco Narla, igual que hiciera Yeyo Balbás con Corocotta en las guerras cántabras en Pax Romana. Todos ellos, tuvieron al gran Imperio romano de cabeza, aun siendo clanes agroganaderos que se defendían en comunidad, luchando por su libertad como en Numancia. Retógenes, su líder, se suicidó antes de entregarse a los romanos, tras contemplar cómo se batían entre sí sus guerreros, que le rendían devotio, para después inmolarse.



    'Los celtas' coordinado por Gonzalo Ruiz Zapatero, con interesantes aportaciones de Martín Almagro Gorbea, entre otros; y 'Los pilares de Castilla en las raíces celtas de Lara' de Antonio Palacios Gonzalo revisan la civilización celta a partir de los últimos avances en arqueología y genética para determinar el alcance prerromano de los señores del roble desde Iberia a través del estudio en las pervivencias manifiestas en las fuentes escritas, literarias y la etnología. 


    Otra  cuestión interesante que se aborda en 'Los pilares de Castilla en las raíces celtas de Lara' es si se mantiene algo de aquella cultura y para ello es imprescindible conocerla. Rendían sacrificios a los dioses en santuarios en roca, ríos y bosques como nemen o lugares sagrados con árboles para la coronación e impartir justicia. Celebraban ferias oenach y fiestas estacionales que les eran determinadas por los astros.


   A la derecha de la fotografía se puede observar una estela en donde se muestra la hazaña del Héroe fundador, salvador ante la amenaza que padece la comunidad.

Las pervivencias celtas se reflejan en las gestas narradas en la literatura medieval

El folclore nos muestra tradiciones ancestrales de tiempos prerromanos


    Las obras presentadas exponen los valores de un pueblo que idealiza la naturaleza hacia el panteísmo desde una ética muy avanzada. Si nos planteamos qué nos aportaron los romanos nos toparemos con que muchas de las contribuciones que atribuimos a la romanización ya se percibían en la cultura celta. No es asunto baladí conocer el celtismo como parte importante de nuestros orígenes que para nada fueron tan bárbaros según demuestran por su ética y el arte. 

    Quiénes fueron los celtas, de dónde vinieron y otras cuestiones interesantes de su civilización las abordamos en otro post.




    Recomendamos las entradas a nuestro blog:

LOS PILARES DE CASTILLA EN LAS RAÍCES CELTAS DE LARA

de Antonio Palacios Gonzalo



SIMBOLOGÍA DE LA PORTADA LOS PILARES DE CASTILLA EN LAS RAÍCES CELTAS DE LARA 



Los vascos no admiten ser pueblos celtas cuando vascones, caristios y várdulos poblaron su territorio dejando etnónimos que lo prueban:

https://lehoinabarra.blogspot.com/2015/12/el-celtismo-en-la-hipotesis-de-la_15.html


martes, 14 de noviembre de 2023

LUIS MATEO DÍEZ OBTIENE EL PREMIO CERVANTES POR LA CREACIÓN DE "SUEÑOS"




    Luis Mateo Díez es miembro de la Real Academia Española, desde 2001. Inicia su carrera literaria en la poesía aunque rápidamente da paso a su talento cuentista con 'Memorial de hierbas' (1973), manteniendo su interés por el relato corto.


    El escritor leonés ha alcanzado por dos veces el Premio Nacional de Narrativa, que inició con una obra quijotesca 'La Fuente de la Edad' (1986) a la que siguió 'La ruina del cielo' (2000), ambas Premio de la Crítica. Con sus relatos 'Las lecciones de las cosas' obtuvo el Premio Miguel Delibes (2004). Frecuentemente aborda con gran sensibilidad la niñez, el recuerdo y el paso del tiempo.


    Algunas de sus obras han sido llevadas a la gran pantalla como 'El filandón' (1984); 'La Fuente de la Edad' (1991) para TVE; y 'Los males menores' (2011) con el título 'Viene una chica'. Su última publicación es un homenaje a las películas bajo un título que muestra el estado en que se encuentra el autor tras ser galardonado con el Premio Cervantes por el conjunto de su obra: 'El limbo de los cines' (2023), donde en doce historias expone ese estado hipnótico que nos permiten vivir creaciones fantásticas por mundos imaginarios.



    Los sueños son cortos pero lo suficiente como para dejarnos impresionados, al igual que los relatos de Luis Mateo Díez.


¡¡¡Enhorabuena Maestro y gracias por estos sueños!!!







Recomendamos las entradas a nuestro blog:


viernes, 20 de octubre de 2023

RECORDAR A NUESTROS ANTEPASADOS EN SAMHAIN A PARTIR DEL LIBRO "LOS PILARES DE CASTILLA EN LAS RAÍCES CELTAS DE LARA"

Las celebraciones grupales alrededor del fuego o chascas fueron costumbres celtas
     El estudioso de las religiones Julio Caro Baroja fue interrogado por ¿Cómo fue posible que triunfaran las tristes celebraciones festivas cristianas frente a la jovial diversión de las prerromanas? El etnógrafo ratificó que eso mismo se preguntaba él. Sin embargo, La verdad es que aún perduran carnavales, tarasca, vacas romeras, pingadas del mayo, danzas del paloteo... porque la tradición no es fácil de erradicar. Las celebraciones paganas fueron adoptadas por la Iglesia y no es difícil discernir lo que no comulga con la predicación de Jesucristo. 
Las calabazas provinieron de América como Halloween 

     Para los celtas el inicio del año era el día de Samhain o el fin de la vida y de la recolección de la cosecha que nos conduce al recuerdo de la pérdida de nuestros parientes. Fechas en que se decoraban tubérculos iluminados por la noche con luces de vela introducidos en ellos para generar sensaciones terroríficas a los caminantes que accedían al caserío de los pueblos, como así me fue narrado por nuestros mayores en distintas localidades, al igual que los Celtas decoraban sus casas con los cráneos de sus enemigos a las puertas de sus casas. Los jóvenes al finalizar la festividad celebraban una comida en grupo igual que hicieron sus mayores en sus años mozos. La muerte no era tabú y se esperaba con gratitud entre nuestros ancestros celtas. 

   El imaginario celta se muestra cambiante, como ocurre en la religiosidad, especialmente con la llegada de los celtíberos. En el mapa de las lenguas apreciamos el desplazamiento de las etnias o tribus como los vascones cuando aparecen en la actual Navarra; o los várdulos si originaron la Castilla Vétula o vieja, pues así se piensa; y el desplazamiento de los pelendones desde tierras sorianas por empuje al que fueron sometidos de los arévacos.

En la guarda inicial mostramos las lenguas habladas en Iberia antes de la llegada de los romanos

    Nos hemos visto obligados a trabajar con la arqueología comparativa cuando recurrimos a símiles Atlánticos del siglo VI d.C. 

Arturo. La leyenda del rey eterno
Ilustración de Chris Riddell
Edelvives, 2021

       Hablar de nuestros orígenes en Iberia nos remite a los prehistoriadores que nos interpretan la cultura rupestre. ¿Qué representaban y qué querían transmitir en su arte? En la formación académica se nos enseñó que el hombre de las cavernas pintaba animales para poseerlos mediante la magia. Una lectura que ha ido desacreditándose. No contamos la capacidad prescriptora de José Luis Arsuaga o Ignacio Martínez pero con su arte comunicaban, también entre los suyos, el modelo en que vivían. Además, dichos lugares constituían hitos, al igual que los megalitos astronómicos y las necrópolis funerarias.

Rituales mortuorios prerromanos de 3000 años a.C.
Ilustración de José Ramón Almeida. 

     Los Celtas adoraron la Naturaleza. Sus dioses fueron el Sol, que les propiciaba un nuevo día, como podemos ver manifestado en las figuraciones artísticas del dolmen de Mecerreyes-Cubillejo, el verraco del castro de Peñalara y en las esvásticas de estelas larenses. 


Cuadrúpedos dirigiéndose hacia el sol. Dolmen de Cubillejo-Mecerreyes


  












      Esto identifica la migración de los animales por una vía natural que también da sentido al conjunto de altares aparecidos en Gete y que trasciende a la Cañada Real Galiana. Las peñas elegidas se benefician de su orientación. Prácticamente todas las cimas se encontraban ocupadas con castros. El topónimo Gete, del árabe, nos indica valle, orilla o frontera, pues se presenta como el tránsito del llano a la cordillera montañosa. 

    Los celtas miraban el cielo con gran precisión astronómica para determinar los cambios estacionales con los que establecían sus actividades en el trabajo, según los equinoccios y solsticios, como el de Mabon (hacia el 22 de septiembre, que marca el fin del verano). La situación del altar de La Peña de Gete cuenta con esta orientación. Un lugar de sacrificios a la vez que de festividad durante tres noches y dos días, en paralelismo con Stonhenge y otros santuarios peninsulares donde se festejaba el ciclo de la vida. 

El altar de la Peña en las inmediaciones del castro

     Cuando uno se sienta con honores regios en el altar de Tres Tronos divisa el castro del Pico del Cuerno de Gete hacia poniente. 

Altar de los Tres Tronos de Gete. Escenificación de José Ramón Almeida

    Nos adentramos en los pormenores del altar, castillo y santuario de la Cerca y aportamos un nuevo altar en las inmediaciones al castro de la Muela, en Vilviestre del Pinar, donde se comunican tres lóculos o corrientes con los que aplacaban a la diosa.

La tríada Dea Dama, la “Diosa Madre”

     Es importante apreciar como prosigue el componente femenino de las antiguas venus generadoras de la fertilidad, la protección de la Naturaleza y el agua de la vida. Imbolc o Brígida para la primavera. Una triada a la diosa madre que los romanos adoptaron de las matres celtíberas en Clunia. 

     En las noches de plenilunio nuestros antepasados prerromanos bailaban, como se ha mantenido en Galicia. Los celtas temían a los agentes atmosféricos, el poder destructivo del rayo con su estruendoso trueno (Taranis), que también cuentan con la tríada divina a la que dedicaban sacrificios. La triple muerte que conocemos por cuerpos hallados entre el lodo de los estanques aparece relatada en Los Siete Infantes de Lara

     Una cultura rural de individuos tachados de bárbaros por sus enemigos griegos y romanos que, estos últimos, terminaron ensalzando su coraje en el mito de Numancia.

Se suicidaron antes que entregarse a Roma. Numancia, de Alejo Vera y Estaca (1881)

    Nuestro mayor agradecimiento a Martín Almagro Gorbea porque nos ha permitido comprender los altares en las rocas sacras, nos ha dado a conocer, entre otros, el "combate entre Campeones" que evitaba exponer a los ejércitos.

Combate de campeones, vaso numantino

    Situación que hemos reencontrado en las crónicas árabes en los enfrentamientos con los reinos cristianos por la ocupación del territorio.

Fiesta de los Jefes en Santo Domingo de Silos

    Las fiestas los Jefes en un anacrónico asalto árabe a la fortaleza de Silos o la marcha que se incorpora en la Pinochada en Vinuesa en mención de los tercios de Flandes se vinculan al Reinado de nuevos nombramientos anuales en Hacinas; las danzas del Paloteo, similares a los bailes del País Vasco; la Vaca Romera que se descubre en la cerámica numantina y que en Pedrezuela o Colmenar Viejo de Madrid se rinde a los quintos para que recorran todo el pueblo hasta nuestros días. Todas estas celebraciones muestran reminiscencias de la cultura celta.

La Vaquilla de Colmenar Viejo, Fiesta de Interés Turístico Nacional

    En Beltaine se engalana a las damas en altares florales de Huerta del Rey o Colmenar Viejo en Madrid y la pingada del Mayo que se muestra en Tierra de Pinares y que en Tielmes lo levantan durante la Semana Santa, quemando al "Judas". Retos de superación donde los "quintos" se integran sintiendo la pertenencia a la comunidad. 

El Judas en Tielmes (Madrid), durante la Semana Santa

     Lamentablemente, hemos perdido la interpretación de los bardos cuando narraban en las oenach o celebraciones de ferias el mito del "héroe fundador", jinetes salvadores que identificamos en las estelas aparecidas en Clunia o Bezares.

Héroe fundador con la cabeza de animal, estela de Clunioq

     Gestas que fueron transmitidas por las madres como institutrices de sus hijos y que nos han llegado a través de los juglares en los cantares del Mio Cid durante la reconquista, Los Siete Infantes de Lara para otorgar legitimidad a la importante familia de los Lara y emparentarles con los condes de Castilla, y la leyenda de Fernán González buscando la independencia de León, en una narración que partió del cenobio de San Pedro de Arlanza y mantiene pervivencias celtas, por igual que todas ellas.  

Los pilares de Castilla en las raíces celtas de Lara
Antonio Palacios Gonzalo
Editorial Ibérica Libros, 2023
16 x 23 cm, 250 páginas
ISBN: 9788412486162
Diario de Burgos, 20 octubre de 2023, La impronta celta en la identidad nacional
 


Recomendamos las entradas a nuestro blog:

LOS PILARES DE CASTILLA EN LAS RAÍCES CELTAS DE LARA, de ANTONIO PALACIOS GONZALO



SIMBOLOGÍA DE LA PORTADA LOS PILARES DE CASTILLA EN LAS RAÍCES CELTAS DE LARA 




          VIAJE AL CONDADO DE LARA